6. 1. Orígenes y rasgos distintivos del arte musulmán

 

 
Index
 
6. Arte musulmán
1
6.1. Orígenes y rasgos distintivos del arte musulmán
 
6.2. El arte hispanomusulmán
1
 

 

El arte islámico está íntimamente ligado a la religión.

La religión determina la composición espacial de la mezquita y la decoración abstracta que cubre todas las superficies.


La religión

Islam significa sumisión.

Musulmán significa creyente.

Es una religión monoteísta.

Alá es su Dios.

Mahoma su profeta.

El Corán el libro sagrado.

La Meca la ciudad santa.

Alá, Dios, en árabe

 

Los pilares del Islam:

  • El testimonio reza: "No hay dioses, solo Dios (principio suficiente) y Mahoma es su profeta (el último).
  • La oración o salat, realizada cinco veces al día (del alba, del mediodía, de la media tarde, del crepúsculo y de la noche) orientada hacia La Meca (La Mezquita Sagrada).
  • La limosna. Es una obligación económica imponible sobre bienes privados en beneficio de un grupo específico de personas en un momento determinado.
  • El ayuno en el mes de Ramadán (el noveno según el calendario lunar islámico), el cual consiste en la abstención de ingesta de cualquier índole y el contacto sexual hasta la puesta del sol.
  •  La peregrinación a la Mezquita santa de La Meca, al menos, una vez en la vida, mientras exista la bonanza de medios para ello.

 

Pergrinos en La Meca
 

La mezquita

 


El Islam construye un espacio propio para la oración y la plegaria: es la mezquita.

En la mezquita se reune la comunidad el día sagrado de esta religión: el viernes.

La planta de la mezquita es rectangular aunque por influencia bizantina también encontramos plantas centrales con cúpula: Mezquita de la Roca en Jerusalén.

El espacio se divide en dos partes:

  • la parte cubierta, el haram o sala de oración.
  • el shan o patio porticado. En él se encuentra la fuente o sabil para el ritual de limpieza a la que todo musulmán está obligado.

Cierra la mezquita al fondo el muro de la qibla

El mihrab se abre en el muro de la qibla y es la referencia que al orante le permite saber hacia donde tiene que rezar: hacia La Meca. Es el lugar más importante de la mezquita. Está vacío dado el carácter anicónico del Islam, pero lleno de la presencia espiritua.l

El alminar o minarete torre desde donde el muecín (musulmán que desde el alminar convoca a los fieles a la oración) llama a la oración cinco veces al día.

Dentro de haram hay un púlpito, llamado mimbar, desde donde el imán (entre los musulmanes, líder religioso o persona que dirige la oración pública) dirige la oración de los viernes.

Otro elemento es la maqsura, espacio acotado dentro del haram y enfrente del mihrab reservado al califa u otra autoridad. De esta forma se encontraba protegido.

Minarete de la mezquita de Kairouan.

Mezquita de la Roca en Jerusalén

 

Mimbar de la mezquita del sultán Hassan en El Cairo
 
Maqsura de la mezquita de Córdoba
 

Rasgos distintivos del arte musulmán

 

El arte islámico ha adoptado influencias de diversas culturas (romana, griega, bizantina, persas, visigodos), y elementos artísticos diferentes. Es un arte ecléctico, pero como es fundamentalmente religioso, tiene una sorprendente unidad.

La expresión artística del Islam está configurada a partir de la fe, de su concepto de la divinidad y del influjo que ejerce el Corán, que constiyuye su credo y también su norma de vida. De esta concepción religiosa se derivan las siguientes características del arte islámico:

  • Aniconismo. Las imágenes no tienen cabida en una religión que considera que la naturaleza divina es inaprensible y de ella sólo podemos conocer la palabra.
  • Formas estilizadas, geométricas, esquemáticas porque no cabe una representación de la realidad ya que el arte ha de acercar al creyente a la experiencia mística y espiritual.
  • Mutabilidad. El arte ha de reflejar la condición cambiante de la naturaleza para demostrar que lo único inmutable es Alá. Se expresa esta mutabilidad a través de recursos ornamentales:
      • efectos de luz para desmaterilizar la arquitectura:
        • juego de luces y sombras
        • juego de brillos
        • juego de contraluces
      • materiales pobres que contribuyen a la apariencia evanescente y mudable de la arquitectura:
        • ladrillo, yeso, estuco (pasta de cal apagada y mármol pulverizado con que se cubren las paredes o los muros, que se barnizan después con aguarrás y cera).
      • disposición reiterativa y repetitiva de los elementos decorativos que se multiplican hasta el infinito.
      • densidad ornamental (horror vacui).

    


Juego de luces y sombras en un muro articulado en varios planos y muy ornamentado

 

 

Juego de brillos en decoración cerámica

 

 

 

 

Disposición reiterativa y repetitiva de elementos decorativos   Densidad ornamental (horror vacui)
Juego de contraluces a través de celosías
 

Elementos decorativos

Los elementos básicos de esta decoración son tres:

La caligrafía. Las inscripciones árabes, no sólo juegan un papel ornamental, sino que tienen un valor iconográfico porque actúan como sucedáneo de la imagen religiosa. En las mezquitas repiten frases del Corán formando motivos decorativos

Decoración caligráfica en las bandas roja y azul
1
La decoración vegetal, también llamada ataurique. Son formas vegetales entrelazadas.
ma
La decoración geométrica. Lacería (ornamentación geométrica que consiste en una serie de líneas entrecruzadas alternativamente unas sobre otras que forman diversas figuras estrelladas y poligonales. Resulta idónea para reflejar la perfección, la repetición y la multiplicidad de formas, todos ellos elementos propios de la naturaleza de Dios. Se aplica tanto a azulejos, de cerámica vidriada que cubren las paredes, como a trabajos de marquetería(obra de incrustaciones sobre madera), artesonados (techo de madera formando cuadrados, artesones o casetones), o a las celosías.
 
 
Trabajo de marquetería
 
Artesonado
 

Expansión del Islam

 
 

Nace en el Siglo VII en la península de Arabia.

Los musulmanes, movidos por la fe, se extendieron rápidamente hasta dominar un vasto territorio.

En el Siglo VII ocupa provincias del Imperio Bizantino, Persia, norte de África.

En el Siglo VIII ocupa la Península Ibérica: nace Alándalus como nueva provincia del Imperio Islámico.

Este rápido movimiento de penetración tuvo como característica común, la prudente flexibilidad de los conquistadores musulmanes que se preocuparon de gobernar pero sin una intención de promover cambios radicales en las sociedades conquistadas.
La falta de tradición constructiva, (en sus orígenes era un pueblo nómada), les llevó a copiar soluciones concretas que encuentran en las zonas que van conquistando.

El arte se pone al servicio de la religión que, junto con la lengua, dan unidad a todo el imperio.

 
Index
 
6. Arte musulmán
1
6.1. Orígenes y rasgos distintivos del arte musulmán
 
6.2. El arte hispanomusulmán
 
Subir